20.4.08

MANIFIESTO EN FAVOR DE NUESTRA BIBLIOTECA PUBLICA "JUAN PASQUAU"


El nivel cultural y cívico de una ciudad viene determinado por el trato que dispensa a su Biblioteca. La Biblioteca Pública es fundamental para crear cultura, porque no hay cultura si no existe amor al libro: el libro es la palabra que crea y la soledad que genera, el libro es el espíritu que se eleva y la aventura que se vive. En los libros está –fresca y palpitante– la vida y ellos son lo mejor de la cultura.

Cuando se pretende que las Bibliotecas Públicas sean un escenario más del cúmulo de espectáculos en que se ha convertido la cultura en nuestro país, hay que recordar que incluso reducida a un angosto e incómodo almacén de libros la biblioteca crece, se regenera y se recrea cada vez que un ciudadano acude a ella para ejercer el delicado y democrático derecho, igualitario y republicano, en que consiste la lectura. Ejerciéndolo es como mejor crecemos en nuestra condición de seres libres.

Por eso es imprescindible que los poderes públicos se impliquen en la Biblioteca. Los habitantes de esta ciudad, de todas las ciudades, tenemos un derecho fundamental de acceso a la cultura, porque así progresamos como ciudadanos. Pero no hay cultura allí donde la Biblioteca Pública gime en el olvido.

Quienes guardamos un entrañable recuerdo de nuestra primera visita a la Biblioteca Municipal, los que quisiéramos verla como buque insignia de la cultura de nuestra ciudad, asistimos atónitos al papel que se le ha reservado.

Mientras no han parado de gestarse hitos culturales –fatuos, festivos, fugaces y caros– la Biblioteca ha sido olvidada. La democracia ubetense no ha encontrado ocasión para dotar a la Biblioteca “Juan Pasquau” de la dignidad que merece. Sólo los espacios sobrantes, las migajas del presupuesto, los rincones del olvido. Siempre otros compromisos que cumplir, otras prioridades que atender, otras urgencias que sofocar: el libro y el sagrado espacio cívico de la Biblioteca no han importado demasiado a las corporaciones democráticas en los últimos treinta años.

Consideramos que ha llegado el momento de poner fin a esta situación. Ha llegado el momento de que la Biblioteca vea reconocida su dignidad, que es la dignidad del libro, la dignidad de la cultura. Ha llegado el momento de desalojar lo que sea para que la Biblioteca Municipal tenga el espacio que necesita. Ha llegado el momento de cambiar las prioridades. Ha llegado el momento de que el presupuesto municipal prime lo importante sobre lo vistoso. Y lo importante aletea en el silencio de la Biblioteca Municipal y en la soledad ante un libro abierto. Y lo importante es que la Biblioteca inunde los recuerdos de la infancia, ilumine los ensueños adolescentes, disipe las zozobras adultas y vertebre ese delicado equilibrio de hábitos, conductas, creencias y sueños que constituyen la cultura de un pueblo.

Para adherirte a este manifiesto visita:

http://www.vbeda.com/indexmancon.php

8.4.08

CONCIERTOS Y DESCONCIERTOS


No sé a qué cabeza pensante se la habrá ocurrido traer a Úbeda a “Les Luthiers”. Todas las ciudades que ha visitado el grupo en su gira española tienen muchísimos más habitantes que la nuestra. En noviembre volverán a España donde actuarán, durante casi veinte días, en Tenerife y Las Palmas, ciudades mucho más populosas, turísticas e internacionales que la nuestra.

No tengo nada contra “Les Luthiers”. Es más, hace muchísimos años que los sigo pero creo que un grupo de esa envergadura internacional y consecuentemente de su “caché”, no es el más apropiado para actuar por estos lares. Su humor es un humor inteligente, de minorías y en el país del “Chiquilicuatre” y de “Las tontas no van al cielo”, gente con la cabeza tan bien amueblada como “Les Luthiers” no se costean más que en ciudades con un elevado número de habitantes. Otra cosa es lo de “El Barrio” que arrasó en Úbeda, con diez mil personas, porque su música hortera y sus letras intrascendentes van muy a tono con la vulgaridad y la mediocridad del ciudadano tipo de este país.

A cuenta de alguna de las mentes privilegiadas que tenemos en nuestro ayuntamiento, éste acaba de perder la cantidad de 51.000 euros tras la debacle del concierto de los argentinos. Un concierto que, dicho sea de paso, fue un cúmulo de despropósitos empezando por que las entradas en venta anticipada fueron más caras que las compradas a posteriori y continuando por el frío y las estrecheces que pasaron los asistentes que debieron acomodarse en unas sillas impresentables.

No hubiera yo traído a estas líneas el tema de “Les Luthiers”, después de algo más de un mes de su actuación, si no fuera por que el asunto ha vuelto a cobrar actualidad al anunciar el concejal Clemente que las pérdidas, de casi 9 millones de las antiguas pesetas, se detraerán del presupuesto de la próxima feria. Esto ya de por sí resulta escandaloso pero más graves son todavía las declaraciones del concejal de fiestas que afirma que la feria no se verá afectada por contar con 9 milloncejos menos. Los políticos siguen pensando que los ciudadanos somos tontos e intentan tomarnos el pelo con afirmaciones tan cínicas como ésta.

Unos concejales gimen porque no hay dinero y otros lo dilapidan como si el ayuntamiento fuese rico. “Eso se llama coordinación política”. ¡Menudos estrategas!

Pronto faltarán dos meses para que se cumpla un año de las elecciones municipales y Úbeda sigue teniendo las mismas carencias que el pasado mes de junio. No se ve diligencia en la gestión, ni logros tangibles. No hay dinero y el poco que había en la caja se lo ha llevado el “desconcierto” de “Les Luthiers” en lugar de los baches de la calle Sacramento. Si la oposición ejerciera como tal, éstas y otras cosas darían mucho juego. No obstante los electores las apuntan y a la vuelta de tres años pasarán la factura.

 
Free counter and web stats