28.10.09

ALUMNOS TIC 2.0

Camino errante por las clases de los cursos 5º y 6º, intentando explicar a los alumnos en qué consiste el programa Escuela TIC 2.0 y sólo encuentro incomprensiones y comentarios estériles. Es el triste sino del Coordinador TIC.

Les cuento que el ultraportátil no va a sustituir al profesor, ni al libro, ni al lápiz, ni a la goma y que sólo es una herramienta más, una poderosa herramienta, que intenta colaborar en la formación de quienes regirán los destinos del país dentro de un par de décadas, para que no sufran el desfase tecnológico y científico que hemos padecido hasta ahora. Les digo que el ordenador, que se les va a entregar en enero, sólo tiene fines educativos y que servirá para trabajar tanto en clase como en casa. Les explico el esfuerzo que muchos, yo entre ellos, vamos a tener que hacer para "ponernos al día" sobre temas como el uso de la pizarra digital interactiva, la elaboración de materiales, el nuevo modelo educativo. Les hago ver que nada nos ha consultado la Consejería de Educación para poner en marcha esta experiencia porque la buena fe, como el valor en la mili, al profesorado "se le supone". Les transmito que voy a cobrar lo mismo a final de mes y que tendré que pasar horas en la carretera para ir a prepararme lejos de Cazorla.

Abro un turno de preguntas y me interrogan sobre si podrán hablar por el Messenger, bajarse mp3 y piratear juegos y otros programas. Se interesan por cómo conectar un teléfono móvil al NB200, por las redes inalámbricas a las que podrán conectarse fuera del colegio, por si les darán otro Notebook si rompen el suyo. Preguntan si le pueden encasquetar unos altavoces, unas pegatinas o prestárselo a una tía suya que sí tiene wifi.

Muchos padres se han mostrado contrariados porque el buen uso y conservación del aparatito también dependerá de ellos y les ha molestado aquello de que "el que rompe paga..."

En el centro de la polémica estamos los maestros, recibiendo reproches de un lado y de otro y sintiéndonos incomprendidos. Es un poco como predicar en el desierto. Más adelante habrá más...

20.10.09

UNA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

Primero fue la indiferencia, luego vino el maltrato psicológico… al final te pegó delante de tus hijos… Tú nunca habías querido denunciar, no querías creer que era a ti a quien estaba sucediendo aquello. Tal vez pensabas que todo se solucionaría algún día, pero eso nunca sucede. Cuando un tipejo aprende a maltratar impunemente a una mujer, ya no se para. Te pesaban más tus hijos y lo que diría la gente. No querías que aquello saliese a la luz y estabas dispuesta a seguir sufriendo. Acudiste a la comisaría a regañadientes, como en un sueño, pensando en que era imposible que aquello te estuviese pasando a ti, pero habías visto a tus hijos llorar y eso te quitó la venda de los ojos.

Ahora vives sola. Es mejor que mal acompañada. El pánico te ha hecho cambiar la cerradura de la puerta, pero sigues durmiendo con las llaves puestas por dentro. El tipo te sigue enviando al móvil mensajes que te resultan inquietantes. No vives, no descansas, duermes con un ojo abierto y otro cerrado y no puedes escapar de las pesadillas, miras de reojo por la calle porque la fiera puede estar al acecho. Con esta gentuza nunca se sabe… Todas las precauciones son pocas. Pero tú tranquila, no estás sola, todos estamos contigo, la sociedad está de tu lado. Vamos a llevarte de la mano hasta el final de ese túnel, al fondo del cual se divisa una luz. El camino va a ser largo y tortuoso, porque hay experiencias que tardan en superarse, pero cualquier herida termina por cicatrizar. Eres joven y la vida te dará una segunda oportunidad. No lo dudes. Casi siempre la vida termina poniendo a cada cual en el sitio que le corresponde y tú no mereces el que ocupas ahora. Todo se arreglará, pero has de ser fuerte y resistir. Parece que sólo es cuestión de tiempo, el tiempo que quiera esa Justicia que se mueve con la lentitud de un paquidermo y que, después de muchos meses, te obliga a seguir legalmente ligada a tu verdugo.

Por desgracia, querida Ana, todos conocemos historias parecidas a la que acabo de contarte. Tú ya no volverás a pasar por una de ellas, pero has tenido que pagar un altísimo precio. No es la hora de los reproches Ana, pero nadie se para tras la primera bofetada. Resulta imprescindible denunciar.

Por no denunciar, esta película se repite con demasiada frecuencia. A mí me gustaría que empezase por el final, justo por la escena en la que el tipo se descerraja un tiro en los sesos o se tira por una ventana, pero una cosas son mis deseos y otra la realidad.

He visto la fotografía que tu hermano te hizo en el hospital y he sentido escalofríos. Te juro que no es metafórico. Un latigazo de repulsa y asco ha recorrido violentamente mi espalda. Es inhumano lo que esa bestia ha hecho contigo. Estoy abatido y para poder ayudarte sólo se me ocurren estas doloridas palabras de ánimo. No te rindas. El que te ha hecho eso ya no pertenece a nuestra especie. Un hombre deja de serlo cuando maltrata a una mujer. Se ha convertido en una alimaña y a las alimañas se las encierra y a otra cosa. Ahora debes empezar a caminar. También vamos a acompañarte en tu camino por ese túnel, al final del cual brilla la luz. ¡Ánimo Ana! Empiezas desde cero pero con la experiencia acumulada de tus frágiles 20 años, también con esta mala experiencia, pero todo pasará, el tiempo todo lo consume y también ahogará tu pena.

Volverás a tu pueblo, volverás a tu casa y un día un hombre, un buen hombre, paseará junto a ti entre los plateados olivos de tu Rus natal y los muros renacentistas de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora te arroparán vestida de blanco y la vida volverá a sonreirte. Los demás seguiremos aquí, vigilantes, denunciando a los cuatro vientos a la bestia, a la alimaña y pidiendo justicia para tantas y tantas mujeres que no consiguieron alcanzar la luz que las esperaba al final del túnel.

19.10.09

UN ULTRAPORTÁTIL... Y DOS HUEVOS DUROS



En esta Andalucía, impasible, desidiosa y conformista, casi todo el mundo guarda silencio ante los continuados desmanes de los representantes del pueblo y ellos se crecen aumentando, por momentos, el nivel demagógico y descerebrado de sus propuestas. La penúltima de Zapatero ha sido la de regalar un mini ordenador portátil a todos los alumnos de 5º curso de Educación Primaria. Como Andalucía va imparable, hace unas semanas la Consejera de Educación de la Junta se descolgaba con un “yo voy y subo la apuesta”. Además de un mini portátil, para los alumnos de 5º, también a los de 6º se les entregará un ordenador.

Siguen los políticos haciendo guiños electoralistas a la galería, brindis al sol, para meterse en el bolsillo el voto de muchos padres, despilfarrando el dinero extra que, con la subida de impuestos, nos van a sacar del bolsillo a los contribuyentes. Primero fue lo del inicio del curso cinco días antes de lo habitual, (sin las plantillas de profesores completas, ni los horarios confeccionados) y ahora este regalito que va a costar una fortuna a las arcas públicas, sean estatales o autonómicas.

Que nadie piense que me posiciono en contra de las Tecnologías de la Información y la Comunicación si afirmo que se trata de un regalo inútil, de un dispendio. Lo es porque una gran parte de los centros educativos andaluces ya son TIC y hay en muchas aulas un PC por cada dos alumnos. Sucede que estos ordenadores se pueden utilizar como apoyo a la educación pero no llegan a obrar el milagro de sustituir al profesor, al libro, al lápiz y al cuaderno. Pasa que la mayor parte de los padres no está preparada para enseñar a sus hijos a utilizar, de forma didáctica, ese artilugio y terminará ocurriendo que el alumno queme las horas en casa, conectado por ejemplo a una de esas redes sociales que tanto daño hacen cuando uno no es lo suficientemente maduro. Tampoco se ha contado con el profesorado para sondear, previamente, su grado de compromiso con las nuevas tecnologías. Lo primero que han preguntado los alumnos es si en esos ultraportátiles se podrá descargar música, instalar Messenger o piratear juegos. Eso sí: mientras el nene esté enganchado a Internet, “no habrá nene” y eso para muchos padres no tiene precio.

Los políticos dicen siempre, con tono rimbombante y circunspecto, que todo lo hacen “en beneficio de la calidad de la enseñanza”, pero yo creo que, en lugar de empezar la casa por el tejado, deberían comenzar por los cimientos de eliminar las aulas prefabricadas, cubrir las bajas laborales del profesorado, aumentar las plantillas de profesores para que no se resientan el apoyo y el refuerzo educativo que tantos niños necesitan, por eliminar las clases de 25 ó 30 alumnos, por sustituir las instalaciones obsoletas o por no dejar en el más absoluto de los desamparos al profesorado, ante las actitudes de alumnos que sólo van a clase a ofender al profesor y a molestar a los compañeros que tienen verdaderas ganas de aprender.

Hay más de 800.000 parados en Andalucía y la cifra aumentó, en el mes de agosto, en más de 17.000 personas. No todos estos parados tienen acceso a un subsidio. Muchos de ellos, familias enteras, pasan verdadera necesidad y a la Consejería de Educación sólo se le ocurre superar la oferta de Zapatero “con dos huevos duros”. Espero que doña María del Mar Moreno no haya visto la película de los hermanos Marx en la que repiten la famosa frase, porque Groucho la termina añadiendo: “en lugar de dos, pon tres”.

Ya ven que no he querido, para no extenderme, analizar la vertiente pedagógica, ni las escasas 30 horas de formación con las que la Consejería de Educación pretende que el profesorado ponga en órbita el programa “Escuela TIC 2.0”, porque sería muy largo de explicar para qué le sirve un ordenador a un alumno, que los hay, al que resulta complejo enseñarle a hacer la O, aunque sea con un canuto. Además una gran parte del profesorado recela y eso es malo, porque de nada sirven en un aula un maestro analógico junto a unos alumnos digitales.

 
Free counter and web stats