17.11.09

LAS OBRAS DE LA CALLE MESONES


Ahora que están a punto de concluir las obras de la calle Mesones, lo único positivo que puedo decir sobre ellas es que la empresa que las ha acometido las ha realizado en un plazo de tiempo relativamente razonable. Otra cosa no se me ocurre.

Visto el resultado, se nos ha quedado una calle impersonal, sin alma, una franquicia de esas calles que podemos encontrar casi en cualquier ciudad comercial, de esas que ahora se están sumando a la moda de lo exclusivamente peatonal. Se ha hecho desaparecer el sello distintivo de sus aceras y de sus adoquines, para sustituir toda la superficie por la uniformidad de una piedra absorbente, que muy pronto aparecerá manchada y ennegrecida por la suciedad. Un asco…

Siempre que en nuestra ciudad se levanta una calle se justifica por la necesidad de mejorar sus obsoletas redes eléctricas, de alcantarillado y de agua potable. Esas tareas, que se acometen en el subsuelo, no implican que sea necesaria la modificación de la estética de la calle en superficie, pero el egocentrismo de los políticos no se resiste a dejar su sello hortera y de mal gusto para la posteridad, al tiempo que nos roban las señas de identidad de una calle o de un edificio que son, a su vez, nuestras propias señas de identidad. Ya lo hicieron con el alquitranado de ciertas calles del casco histórico, con la fachada lateral del edificio de los juzgados, con la Plaza de Andalucía, con la iglesia de Santa María o con la remodelación de la calle Real y lo seguirán haciendo para que en nuestra memoria colectiva siempre recordemos que esas inauguraciones fueron hechas por Marcelino, por Pizarro o por Mendieta y para que sus nombres aparezcan escritos, con letras de oro, en los faraónicos anales de la ordinariez y la vulgaridad.

He hablado con muchos de mis paisanos sobre el resultado final de las obras de la calle Mesones y me han explicado y razonado sus propuestas alternativas desde el sentido común. Pero resulta que el sentido común es el menos común de todos los sentidos y que cuando un ciudadano llega a ocupar el gobierno de la ciudad se olvida de él. La mayoría coincide en que lo lógico hubiese sido reparar y cubrir y, una vez tapadas las instalaciones, reponer los acerados y el adoquín, reducir el ancho de la calzada para permitir el paso de un solo vehículo y ampliar la anchura de las aceras. Eso hubiese sido lo razonable para la mayoría, pero a estos políticos de tercera fila no se les puede pedir que utilicen la lógica.

He sentido una mezcla de envidia y de dolor paseando por las calles de San Petersburgo, de Estocolmo o de Copenhague, al ver sus cascos históricos adoquinados y limpios, mimados hasta el extremo con fieles restauraciones. Al recorrer sus calles me consolaba pensando en que me encontraba en países que estaban a años luz del nuestro pero esa limpieza, ese mimo y esa fidelidad volvían a reproducirse en lugares como Lituania o Estonia que no tienen el patrimonio monumental de España y muchos de cuyos edificios datan de siglos posteriores al XVI.

Estoy de acuerdo con Antonio Muñoz Molina cuando, en un artículo en el que se quejaba del lamentable estado de nuestra ciudad, decía que en la política española el analfabetismo es un mérito casi tan valorado como la desvergüenza. Creo que se quedaba corto el académico porque hay que ser desvergonzado y analfabeto para hacer lo que han hecho con la calle Mesones, pero sobre todo se necesita un mal gusto y una incompetencia sin límites.

28.10.09

ALUMNOS TIC 2.0

Camino errante por las clases de los cursos 5º y 6º, intentando explicar a los alumnos en qué consiste el programa Escuela TIC 2.0 y sólo encuentro incomprensiones y comentarios estériles. Es el triste sino del Coordinador TIC.

Les cuento que el ultraportátil no va a sustituir al profesor, ni al libro, ni al lápiz, ni a la goma y que sólo es una herramienta más, una poderosa herramienta, que intenta colaborar en la formación de quienes regirán los destinos del país dentro de un par de décadas, para que no sufran el desfase tecnológico y científico que hemos padecido hasta ahora. Les digo que el ordenador, que se les va a entregar en enero, sólo tiene fines educativos y que servirá para trabajar tanto en clase como en casa. Les explico el esfuerzo que muchos, yo entre ellos, vamos a tener que hacer para "ponernos al día" sobre temas como el uso de la pizarra digital interactiva, la elaboración de materiales, el nuevo modelo educativo. Les hago ver que nada nos ha consultado la Consejería de Educación para poner en marcha esta experiencia porque la buena fe, como el valor en la mili, al profesorado "se le supone". Les transmito que voy a cobrar lo mismo a final de mes y que tendré que pasar horas en la carretera para ir a prepararme lejos de Cazorla.

Abro un turno de preguntas y me interrogan sobre si podrán hablar por el Messenger, bajarse mp3 y piratear juegos y otros programas. Se interesan por cómo conectar un teléfono móvil al NB200, por las redes inalámbricas a las que podrán conectarse fuera del colegio, por si les darán otro Notebook si rompen el suyo. Preguntan si le pueden encasquetar unos altavoces, unas pegatinas o prestárselo a una tía suya que sí tiene wifi.

Muchos padres se han mostrado contrariados porque el buen uso y conservación del aparatito también dependerá de ellos y les ha molestado aquello de que "el que rompe paga..."

En el centro de la polémica estamos los maestros, recibiendo reproches de un lado y de otro y sintiéndonos incomprendidos. Es un poco como predicar en el desierto. Más adelante habrá más...

20.10.09

UNA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

Primero fue la indiferencia, luego vino el maltrato psicológico… al final te pegó delante de tus hijos… Tú nunca habías querido denunciar, no querías creer que era a ti a quien estaba sucediendo aquello. Tal vez pensabas que todo se solucionaría algún día, pero eso nunca sucede. Cuando un tipejo aprende a maltratar impunemente a una mujer, ya no se para. Te pesaban más tus hijos y lo que diría la gente. No querías que aquello saliese a la luz y estabas dispuesta a seguir sufriendo. Acudiste a la comisaría a regañadientes, como en un sueño, pensando en que era imposible que aquello te estuviese pasando a ti, pero habías visto a tus hijos llorar y eso te quitó la venda de los ojos.

Ahora vives sola. Es mejor que mal acompañada. El pánico te ha hecho cambiar la cerradura de la puerta, pero sigues durmiendo con las llaves puestas por dentro. El tipo te sigue enviando al móvil mensajes que te resultan inquietantes. No vives, no descansas, duermes con un ojo abierto y otro cerrado y no puedes escapar de las pesadillas, miras de reojo por la calle porque la fiera puede estar al acecho. Con esta gentuza nunca se sabe… Todas las precauciones son pocas. Pero tú tranquila, no estás sola, todos estamos contigo, la sociedad está de tu lado. Vamos a llevarte de la mano hasta el final de ese túnel, al fondo del cual se divisa una luz. El camino va a ser largo y tortuoso, porque hay experiencias que tardan en superarse, pero cualquier herida termina por cicatrizar. Eres joven y la vida te dará una segunda oportunidad. No lo dudes. Casi siempre la vida termina poniendo a cada cual en el sitio que le corresponde y tú no mereces el que ocupas ahora. Todo se arreglará, pero has de ser fuerte y resistir. Parece que sólo es cuestión de tiempo, el tiempo que quiera esa Justicia que se mueve con la lentitud de un paquidermo y que, después de muchos meses, te obliga a seguir legalmente ligada a tu verdugo.

Por desgracia, querida Ana, todos conocemos historias parecidas a la que acabo de contarte. Tú ya no volverás a pasar por una de ellas, pero has tenido que pagar un altísimo precio. No es la hora de los reproches Ana, pero nadie se para tras la primera bofetada. Resulta imprescindible denunciar.

Por no denunciar, esta película se repite con demasiada frecuencia. A mí me gustaría que empezase por el final, justo por la escena en la que el tipo se descerraja un tiro en los sesos o se tira por una ventana, pero una cosas son mis deseos y otra la realidad.

He visto la fotografía que tu hermano te hizo en el hospital y he sentido escalofríos. Te juro que no es metafórico. Un latigazo de repulsa y asco ha recorrido violentamente mi espalda. Es inhumano lo que esa bestia ha hecho contigo. Estoy abatido y para poder ayudarte sólo se me ocurren estas doloridas palabras de ánimo. No te rindas. El que te ha hecho eso ya no pertenece a nuestra especie. Un hombre deja de serlo cuando maltrata a una mujer. Se ha convertido en una alimaña y a las alimañas se las encierra y a otra cosa. Ahora debes empezar a caminar. También vamos a acompañarte en tu camino por ese túnel, al final del cual brilla la luz. ¡Ánimo Ana! Empiezas desde cero pero con la experiencia acumulada de tus frágiles 20 años, también con esta mala experiencia, pero todo pasará, el tiempo todo lo consume y también ahogará tu pena.

Volverás a tu pueblo, volverás a tu casa y un día un hombre, un buen hombre, paseará junto a ti entre los plateados olivos de tu Rus natal y los muros renacentistas de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora te arroparán vestida de blanco y la vida volverá a sonreirte. Los demás seguiremos aquí, vigilantes, denunciando a los cuatro vientos a la bestia, a la alimaña y pidiendo justicia para tantas y tantas mujeres que no consiguieron alcanzar la luz que las esperaba al final del túnel.

19.10.09

UN ULTRAPORTÁTIL... Y DOS HUEVOS DUROS



En esta Andalucía, impasible, desidiosa y conformista, casi todo el mundo guarda silencio ante los continuados desmanes de los representantes del pueblo y ellos se crecen aumentando, por momentos, el nivel demagógico y descerebrado de sus propuestas. La penúltima de Zapatero ha sido la de regalar un mini ordenador portátil a todos los alumnos de 5º curso de Educación Primaria. Como Andalucía va imparable, hace unas semanas la Consejera de Educación de la Junta se descolgaba con un “yo voy y subo la apuesta”. Además de un mini portátil, para los alumnos de 5º, también a los de 6º se les entregará un ordenador.

Siguen los políticos haciendo guiños electoralistas a la galería, brindis al sol, para meterse en el bolsillo el voto de muchos padres, despilfarrando el dinero extra que, con la subida de impuestos, nos van a sacar del bolsillo a los contribuyentes. Primero fue lo del inicio del curso cinco días antes de lo habitual, (sin las plantillas de profesores completas, ni los horarios confeccionados) y ahora este regalito que va a costar una fortuna a las arcas públicas, sean estatales o autonómicas.

Que nadie piense que me posiciono en contra de las Tecnologías de la Información y la Comunicación si afirmo que se trata de un regalo inútil, de un dispendio. Lo es porque una gran parte de los centros educativos andaluces ya son TIC y hay en muchas aulas un PC por cada dos alumnos. Sucede que estos ordenadores se pueden utilizar como apoyo a la educación pero no llegan a obrar el milagro de sustituir al profesor, al libro, al lápiz y al cuaderno. Pasa que la mayor parte de los padres no está preparada para enseñar a sus hijos a utilizar, de forma didáctica, ese artilugio y terminará ocurriendo que el alumno queme las horas en casa, conectado por ejemplo a una de esas redes sociales que tanto daño hacen cuando uno no es lo suficientemente maduro. Tampoco se ha contado con el profesorado para sondear, previamente, su grado de compromiso con las nuevas tecnologías. Lo primero que han preguntado los alumnos es si en esos ultraportátiles se podrá descargar música, instalar Messenger o piratear juegos. Eso sí: mientras el nene esté enganchado a Internet, “no habrá nene” y eso para muchos padres no tiene precio.

Los políticos dicen siempre, con tono rimbombante y circunspecto, que todo lo hacen “en beneficio de la calidad de la enseñanza”, pero yo creo que, en lugar de empezar la casa por el tejado, deberían comenzar por los cimientos de eliminar las aulas prefabricadas, cubrir las bajas laborales del profesorado, aumentar las plantillas de profesores para que no se resientan el apoyo y el refuerzo educativo que tantos niños necesitan, por eliminar las clases de 25 ó 30 alumnos, por sustituir las instalaciones obsoletas o por no dejar en el más absoluto de los desamparos al profesorado, ante las actitudes de alumnos que sólo van a clase a ofender al profesor y a molestar a los compañeros que tienen verdaderas ganas de aprender.

Hay más de 800.000 parados en Andalucía y la cifra aumentó, en el mes de agosto, en más de 17.000 personas. No todos estos parados tienen acceso a un subsidio. Muchos de ellos, familias enteras, pasan verdadera necesidad y a la Consejería de Educación sólo se le ocurre superar la oferta de Zapatero “con dos huevos duros”. Espero que doña María del Mar Moreno no haya visto la película de los hermanos Marx en la que repiten la famosa frase, porque Groucho la termina añadiendo: “en lugar de dos, pon tres”.

Ya ven que no he querido, para no extenderme, analizar la vertiente pedagógica, ni las escasas 30 horas de formación con las que la Consejería de Educación pretende que el profesorado ponga en órbita el programa “Escuela TIC 2.0”, porque sería muy largo de explicar para qué le sirve un ordenador a un alumno, que los hay, al que resulta complejo enseñarle a hacer la O, aunque sea con un canuto. Además una gran parte del profesorado recela y eso es malo, porque de nada sirven en un aula un maestro analógico junto a unos alumnos digitales.

23.6.09

LOS CARTELES DEL “PLAN E”



El pasado mes de enero Zapatero presentaba, a bombo y platillo, su “Plan Español de Estímulo de la Economía y el Empleo” al que, para abreviar, el Gobierno ha denominado “Plan E”. Con él se dotaba a los ayuntamientos de unas partidas económicas de carácter extraordinario, en razón a su número de habitantes, para realizar obras en los pueblos y ciudades de España, a la vez que se pretendía aprovechar estos fondos para crear empleo.

Yo al “Plan E” siempre le concedí el beneficio de la duda ya que, si bien es cierto que gracias a él van a acometerse muchas obras que seguramente de otra manera no se harían, no es menos cierto que el empleo a crear será escaso y durará muy poco en el tiempo, lo cual no deja de ser pan para hoy y hambre para mañana. Hoy en día, con la mayoría de esas obras en marcha y vistas las empresas a las que dichas obras han sido adjudicadas, estoy convencido de que el famoso plan no es más que otro conejo que el ilusionista ZP se saca de su concurrida chistera como medida para parchear una gravísima crisis económica de la que según él saldremos “pasado mañana” aunque los más expertos analistas económicos internacionales se empecinen en afirmar que “ya veremos para 2012…” y que si en ese año no se ve la luz al final del túnel, tal vez tengamos que esperar una década.

Reconozco que, no dejando de ser un parche, al menos al Fondo de Inversión Local se le adivina cierta buena intención pero nada más. Lo que me parece inmoral es que se hayan dilapidado entre 46 y 58 millones de euros en carteles publicitarios cuya colocación es obligatoria en cada obra para acceder a los fondos. Se trata, además, de carteles de tamaño descomunal y que, en muchas ocasiones, suponen una enorme contaminación visual. Ese despilfarro es inmoral especialmente en una época en la que muchos de nuestros conciudadanos pasan verdaderos apuros económicos y es indecente porque es el propio Gobierno el que se aprovecha de los fondos públicos para hacerse propaganda a costa del bolsillo del contribuyente.

He visto obras que duran 20 días y en las que también se ha colgado un cartelón que hace más bulto que la propia obra. Hace unos días, un diario económico informaba de casos concretos en los que se colocaban carteles de 12 metros cuadrados y cuyo coste era superior al de la obra, ya que ésta consistía en la adaptación de un mirador, en la rehabilitación de una zona ajardinada o en la sustitución de farolas deterioradas.

Una vez más he vuelto a quedar defraudado con la actitud conformista y resignada de mis conciudadanos y con la de los políticos de la oposición que no han chillado lo suficiente como para que esa propaganda política, con visos de legalidad, no sea implantada en nuestras calles y ese dinero pase a engrosar las nóminas de los trabajadores que están al borde de la desesperación.

Si por lo menos los carteles fueran bonitos… o si, como dice un amigo mío, llevasen una fotografía de Zapatero… muchos ciudadanos seguramente se entretendrían tirándoles tomates o jugando a los dardos, porque la gente está ya muy cabreada pues ni siquiera los parches que el Presidente está colocando a la crisis los sabe poner con eficacia.

17.5.09

LA AUTOVÍA DE LA SEÑORITA PEPIS

La última tomadura de pelo que ha hecho Zarrías a los ubetenses, antes de largarse a Madrid, ha sido la de venir a inaugurar la “autovía” entre nuestra ciudad y la vecina Baeza. Hace unos días me acordé de él, mientras circulaba por esa vía. Ya hay que ser incompetente para construir ese engendro que une ambas ciudades, pero se necesita ser todavía más cínico cuando nos la venden como autovía, tratándose sólo de una vía con dos carriles en cada sentido.

El Ingeniero de Caminos Antonio Valdés, en su libro “Ingeniería de Tráfico”, define autovía como “Vía de calzadas separadas, sin cruces a nivel, con control total de accesos, utilizable sólo por vehículos motorizados y proyectada con características geométricas correspondientes a velocidades elevadas”. El libro fue escrito en la década de los sesenta, lo cual me produce una vergüenza sin límites, al comprobar que durante el franquismo tenían bastante más claro que ahora lo que es una autovía o, en todo caso, que en estos asuntos de las infraestructuras, Andalucía no ha mejorado mucho con respecto a aquellos tiempos franquistas. Resulta curioso ver cómo lapidan a quienes manifiestan que Andalucía es una región atrasada, con respecto a muchas otras de nuestro país, pero creo que asuntos como éste sólo vienen a demostrarlo. Creo que los andaluces, (en especial los jiennenses), somos también sumisos, conformistas y tenemos escaso espíritu crítico porque prácticamente nadie ha alzado la voz en contra de este bodrio que nos han construido y que no deja de ser un timo.

Desde Úbeda a Baeza existe una limitación de velocidad de 80 kilómetros por hora, salpicada de señales que obligan a reducirla a 60 y a 40 por hora. Hay además cuatro rotondas, que resultan un peligro evidente para la circulación y que posiblemente van a causar más de un accidente y más de dos. Esas rotondas podrían haber sido elevadas, para que quienes van camino de Baeza o en sentido Jaén hubiesen podido pasar por debajo, sin interrumpir la marcha. Hoy por hoy se tarda más en ir desde Úbeda a Baeza que hace cinco años porque, además, no se pueden realizar adelantamientos sin saltarse las normas. Sin ir más lejos, yo he tenido que realizar todo el trayecto detrás de un camión que circulaba a 80 km/h. No he podido adelantarlo porque de hacerlo hubiese infringido las normas. Para colmo estos caminos de vacas, que nos venden como autovías, resultan muy atractivos para la DGT que suele colocar radares con fines recaudatorios. Ya lo verán…

Creo que si siguen empleando los mismos criterios constructivos, el trazado entre Baeza y Mancha Real quedará salpicado de rotondas y limitaciones sin sentido que podrían doblar el tiempo en que hace unos años se podía ir desde Úbeda a Jaén. ¡Ésa es la Andalucía imparable!

La pena es que esta ruta no es una excepción porque la que une Mancha Real con Jaén, siendo de nuevo trazado, tiene una limitación de 100 kilómetros a la hora.

Es triste que la Junta de Andalucía haya optado por la construcción de estas “autovías de la señorita Pepis” al paso por nuestra provincia, pero resulta mucho más deprimente y penoso que traguemos, callemos y encima nos bajemos los pantalones. Yo me desmarco. Nunca he sido partidario de aborregarme entre la masa. Estas “autovías” son una mierda. Lo lanzo desde aquí a los cuatro vientos. Quien tenga oídos que oiga.

27.3.09

VIVIR DEL CUENTO

Me he enterado de que la Delegada Provincial de Cultura es trabajadora social, aunque ahora viva del cuento, porque es un cuento el que nos ha largado a los ubetenses, con declaraciones en las que se refiere a la reinvención de la iglesia de Santa María y a las reivindicaciones, según ella “ligeras y frívolas”, de la Cofradía de Jesús Nazareno, sobre su capilla. Yo, que de política no entiendo nada, siempre me he preguntado cómo se reparten los cargos políticos en los gobiernos. Me imagino las sedes de los partidos políticos, tras las elecciones, como un Patio de Monipodio donde unos y otras van sacando las facturas que el partido les debe, hasta comprobar quién es el que suma más. Así le encuentro explicación a que un maestro “presida” Agricultura, un auxiliar de farmacia, Medio Ambiente y una trabajadora social, Cultura. Eso sólo por poner algunos ejemplos. Yo, que soy más cuadriculado que todo eso, sigo pensando que cada cual debe hacer lo que mejor sepa y aquello para lo que esté preparado pero resulta evidente que, en política, las cosas siguen funcionando “con el culo”.

Lo último que ha dicho la señora Company es que “en la Capilla de Jesús se han aplicado los mismos criterios que en el resto del templo, surgidos de los mejores y más cualificados especialistas, avalados por su trayectoria profesional en rehabilitación”. Después de eso ni siquiera ha pensado en presentar la dimisión.

Resulta que lo único que quieren los cofrades de Jesús es que les devuelvan su capilla como ellos la dejaron en 1983, cuando la iglesia se cerró al culto, es decir: enfoscada y blanqueada, con el baldaquino sin deteriorar, con el mármol morado, como el que había, y con un ganchito en la bóveda para poder colgar una lámpara. Estos nazarenos de Úbeda son pobres hasta para pedir porque los de Jaén han pillado de la Junta medio millón de euros, para pagar los retablos del Camarín de Jesús y la restauración de los cuadros de ese Camarín corre por cuenta de Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Con estos “detallitos” y alguno más, queda patente el interés que la Junta de Andalucía tiene por Úbeda. “Cero patatero”.

Tengo la impresión de que estas modestas peticiones de los cofrades morados van a empezar a despertar las conciencias de los ubetenses sobre un tema del que el mayor experto que existe sobre esta iglesia, don Antonio Almagro, ya venía advirtiéndonos desde hace años: en Santa María se realizó una rápida destrucción y una lenta y costosa reinvención, cuyo alto importe económico no justifica las barbaridades cometidas. De dicho importe se tiraron a la basura bastantes millones, con la desafortunada intervención que sufrió el templo en el año 1986 por parte de uno de esos “cualificados especialistas, avalados por su trayectoria profesional en rehabilitación”.

Aunque la Delegada de Cultura frivolice sobre estas reclamaciones, alguien ha empezado a ponerse nervioso, aunque sólo sea por el tema de los votos, pensando en que puede generarse un movimiento cívico, más o menos articulado, en torno a este asunto. Las cofradías tienen mucho peso en Úbeda y “Jesús es Jesús”.

27.2.09

POLÉMICA EN EDUCACIÓN

La Consejería de Educación ha decidido que el inicio del curso escolar se adelantará en 8 días, como medida para conciliar la vida laboral y familiar de los padres y a fin de incrementar la calidad de la educación, según dicen los políticos.

Siempre que se habla de conciliar la vida laboral y familiar hay alguien que sale perdiendo. Unas veces la empresa, otras los compañeros de trabajo y en ocasiones los propios hijos. Cuando lo que se pretende es aumentar la calidad de la educación, a costa del profesorado y sin poner un solo euro, simplemente se miente.

A mí el que el curso comience el día 7 de septiembre no me produce ningún quebranto porque los docentes, aunque mucha gente lo desconozca, empezamos a trabajar el día 1 de ese mes. Sí que es cierto que a los equipos directivos de los centros educativos les va a resultar imposible planificar adecuadamente el inicio del curso, con lo que la calidad del trabajo podría resentirse.

En realidad lo que creo es que el gobierno andaluz se ha sacado este conejo de la chistera como una más de sus medidas populistas y polémicas, que sirvan de cortina de humo para esconder el paro galopante de nuestra tierra y la recesión económica que sufrimos. Últimamente la Junta está adoptando una serie de iniciativas poco eficaces pero que hacen ruido y que solamente perjudican a pequeños sectores, a los que se pone a los pies de los caballos ante la opinión pública. Eso es muy fácil de conseguir con los docentes ya que, como todo el mundo sabe, “tenemos un trabajo muy cómodo, ganamos mucho dinero y nuestras vacaciones son enormes”.

Medidas como ésta lo único que consiguen es contentar a muchos padres, que no saben donde arrinconar a sus hijos en los períodos vacacionales. “¿Qué hago yo ahora con el chiquillo?”, te preguntan bastantes de ellos cuando llega el terrorífico final del curso. Muchos ven el colegio como un lugar donde aparcar al nene o a la nena que vuelven a ser aparcados, al llegar a casa, ante una Play Station o un ordenador, conectado a Internet, para que no molesten. Luego, si les sale un viajecillo fuera de temporada alta, se los llevan durante 7 u 8 días a mediados de trimestre, porque les viene bien, pero eso no va en detrimento de la calidad de la enseñanza.

En detrimento de esta calidad están los grupos de 25 ó 30 alumnos, las instalaciones obsoletas e insuficientes de muchos centros educativos, el hecho de que no se cubran todas las bajas laborales, la obligatoriedad de mantener en las aulas a alumnos que van a ofender al profesor y a molestar a sus compañeros que sí tienen verdaderas ganas de aprender. En perjuicio de una educación más eficaz está la actitud de muchos de los padres, que son cómplices de sus hijos, en lugar de serlo de los docentes, que sólo buscamos una mejor y más eficaz educación para nuestros alumnos.

Como cada curso académico, empezaré a trabajar el día 1 de septiembre, con la misma normalidad de siempre, aunque esa normalidad no podrá trasladarse al inicio de las clases, que seguramente empezarán sin la plantilla de profesores completa y con los horarios de clase sin confeccionar. Eso importa muy poco si tenemos en cuenta que los alumnos podrán estar 8 mañanas más en los centros docentes, “en beneficio de la calidad de la enseñanza”.

14.1.09

CONTRA EL CANON DE LA SGAE



Llevo un tiempo pensando en que tal vez debería llevar a la Sociedad General de Autores de España ante los tribunales y pedirle una indemnización. A mi, que me gusta actuar con legalidad y pulcritud en todos los aspectos de mi vida, estos tipos de la SGAE me están creando un complejo de delincuente que no sé si va a dejarme alguna secuela psicológica. Dándole vueltas al asunto, también he llegado a plantearme el demandar al Gobierno de España como cooperador necesario, sin cuya complicidad los autores no podrían perpetrar “sus chorizadas”.

El asunto es que cada vez que compro una cajita de CD’s, para guardar las fotografías y los vídeos de mi último viaje, me están cargando en el precio un impuesto revolucionario que debo pagar por almacenar una serie de contenidos creados por mí. El Gobierno y los artistas dan por hecho que yo soy “un pirata” y que, en previsión de posibles actos de piratería, debo pagar una multa. Claro que si pago ese impuesto por bajarme de Internet contenidos registrados, se supone que cuando lo haga no estaré cometiendo ningún delito.

Yo entiendo que hay que proteger los derechos de los autores, pero me niego a que se haga con tasas injustas e indiscriminadas. Habría que revisar la vieja Ley de la Propiedad Intelectual para equilibrar los derechos de los autores con los nuevos retos de la sociedad de la información. Esos nuevos retos tecnológicos hacen que hoy ya no necesitemos un disco de vinilo o un CD para escuchar la música que nos gusta, ya que puede hacerse a través de un ordenador conectado a Internet. La Red es un nuevo elemento contra el que los artistas, y su vetusto modelo de negocio, ya no pueden competir y de estar hartándose de ganar dinero, han pasado a ver muy mermados sus ingresos. Como competir contra el complejo mundo de Internet les resulta imposible, porque para ello hay que poseer la imaginación que ellos no tienen, les viene mejor presionar al Gobierno para seguir, “a la sopa boba”, cobrando el canon digital.

Como suele pasar, los únicos perjudicados por este asunto somos nosotros, que no podemos comprar equipos de música, televisores, reproductores de DVD, ni ningún otro dispositivo de almacenamiento, sin ser extorsionados.

En contraposición a esta arcaica organización de la patronal artística, que es la SGAE, surgen ahora nuevos grupos, al amparo de Internet, donde, lejos de las grandes discográficas, exponen sus trabajos en lugares como Youtube, llegando a alcanzar una enorme popularidad que les sirve para lanzarse al mercado.

En un intento más de amordazar la libertad en la Red de Redes y de beneficiar a los parásitos de sus amigos, ahora el Gobierno de la Nación estudia la posibilidad de amenazar a los proveedores de acceso a Internet para que capen la conexión de los usuarios de tal modo que no tengan acceso a las redes P2P, en las que los internautas se intercambian archivos sin fines lucrativos.

En medio de todo este cúmulo de despropósitos gubernamentales me encuentro con la noticia de que, denunciado por la Fiscalía Anticorrupción, el cantante Alejandro Sanz está siendo investigado, por la Audiencia Nacional, por un presunto delito de evasión de capitales, a través de un paraíso fiscal de nombre impronunciable. “¡P’a mearse!”, como diríamos en castizo ubedí.

 
Free counter and web stats