27.2.09

POLÉMICA EN EDUCACIÓN

La Consejería de Educación ha decidido que el inicio del curso escolar se adelantará en 8 días, como medida para conciliar la vida laboral y familiar de los padres y a fin de incrementar la calidad de la educación, según dicen los políticos.

Siempre que se habla de conciliar la vida laboral y familiar hay alguien que sale perdiendo. Unas veces la empresa, otras los compañeros de trabajo y en ocasiones los propios hijos. Cuando lo que se pretende es aumentar la calidad de la educación, a costa del profesorado y sin poner un solo euro, simplemente se miente.

A mí el que el curso comience el día 7 de septiembre no me produce ningún quebranto porque los docentes, aunque mucha gente lo desconozca, empezamos a trabajar el día 1 de ese mes. Sí que es cierto que a los equipos directivos de los centros educativos les va a resultar imposible planificar adecuadamente el inicio del curso, con lo que la calidad del trabajo podría resentirse.

En realidad lo que creo es que el gobierno andaluz se ha sacado este conejo de la chistera como una más de sus medidas populistas y polémicas, que sirvan de cortina de humo para esconder el paro galopante de nuestra tierra y la recesión económica que sufrimos. Últimamente la Junta está adoptando una serie de iniciativas poco eficaces pero que hacen ruido y que solamente perjudican a pequeños sectores, a los que se pone a los pies de los caballos ante la opinión pública. Eso es muy fácil de conseguir con los docentes ya que, como todo el mundo sabe, “tenemos un trabajo muy cómodo, ganamos mucho dinero y nuestras vacaciones son enormes”.

Medidas como ésta lo único que consiguen es contentar a muchos padres, que no saben donde arrinconar a sus hijos en los períodos vacacionales. “¿Qué hago yo ahora con el chiquillo?”, te preguntan bastantes de ellos cuando llega el terrorífico final del curso. Muchos ven el colegio como un lugar donde aparcar al nene o a la nena que vuelven a ser aparcados, al llegar a casa, ante una Play Station o un ordenador, conectado a Internet, para que no molesten. Luego, si les sale un viajecillo fuera de temporada alta, se los llevan durante 7 u 8 días a mediados de trimestre, porque les viene bien, pero eso no va en detrimento de la calidad de la enseñanza.

En detrimento de esta calidad están los grupos de 25 ó 30 alumnos, las instalaciones obsoletas e insuficientes de muchos centros educativos, el hecho de que no se cubran todas las bajas laborales, la obligatoriedad de mantener en las aulas a alumnos que van a ofender al profesor y a molestar a sus compañeros que sí tienen verdaderas ganas de aprender. En perjuicio de una educación más eficaz está la actitud de muchos de los padres, que son cómplices de sus hijos, en lugar de serlo de los docentes, que sólo buscamos una mejor y más eficaz educación para nuestros alumnos.

Como cada curso académico, empezaré a trabajar el día 1 de septiembre, con la misma normalidad de siempre, aunque esa normalidad no podrá trasladarse al inicio de las clases, que seguramente empezarán sin la plantilla de profesores completa y con los horarios de clase sin confeccionar. Eso importa muy poco si tenemos en cuenta que los alumnos podrán estar 8 mañanas más en los centros docentes, “en beneficio de la calidad de la enseñanza”.

5 comentarios:

José Luis dijo...

Con lo sencillo que sería bajar la ratio (aunque fuera a 20 alumnos por aula)... Ahí es donde habría calidad en la enseñanza.

Pero, claro, lo fácil es echar balones fuera y cargar las tintas sobre el profesorado que "vive tan bíen".

Y así, de paso, alimentan el desprecio paterno a nuestra labor.

Desprecio que cala, poco a poco, en los niños y que está derivando en los problemas de falta de respeto y de disciplina que tanto daño hacen a nuestra profesión.

Un saludo de un compañero.
José Luis Alises

Anónimo dijo...

Soy trabajador de la construcción en paro. El jueves antes de las vacaciones de semana santa, llegó mi hijo diciendo que su tutora les dijo a los que asistieron ese dia (la mitad de la clase) que se pusieran de acuerdo, o venian todos o que no viniera ninguno

Tikyciya dijo...

Eugenio me ha encantado leer esta entrada, dices verdades "como puños" pero al fin y al cabo los que nos dedicamos a la educacion somos los que salimos perdiendo. Yo soy educadora social y mi fin es terminar en un colegio..con todo lo que ello implica.
Hoy en dia...."los niños llave" como los llamaba un gran profesor y amigo mio son cada día mas....pero ahi estamos los profesionales para quitar el problema al papa de turno.

Enhorabuena de verdad. Aprendo de tus palabras.

María Carrascosa

Musi dijo...

Tenía curiosidad por saber de tí y me topé con tu blog, el cual me ha dado alegría y he leído varios post.
Como siempre me sorprende como te expresas y el sentido crítico de tus palabras tan elocuentes.

No sé si te acordarás de mí, soy Mar Serón, coordinadora TIC de Málaga.
Te mando un saludo y un felicidades por este blog.

E. Santa Bárbara dijo...

Mar:

Por descontado que me acuerdo de tí. "Nos vemos" cada día en el foro de Coordinadores TIC (aunque yo he estado un tiempo perdido, a causa del desaliento).

Me alegro de que te guste mi blog. Escribo poco. Sólo dejo en él la columna de opinión que hago para la radio. La semana que viene te pasas de nuevo. Te interesará el tema. Se trata de mi visión sobre los ultraportátiles que va a regalar la Junta a los alumnos de 5º y 6º.

Saludos.

 
Free counter and web stats