28.12.10

CONTESTADOR DEL COLEGIO


25.12.10

ANÓNIMOS Y COBARDES



Desde hace tiempo alguien se pasa, de vez en cuando, por este blog para proferir una serie de insultos que al único que dejan en mal lugar es a quien los escribe. Por lo visto debe ser algo muy común en Internet, porque mis amigos han empezado ya a moderar los comentarios realizados en sus blogs.

Entiendo que haya gente a la que no le guste mi blog, ni mi forma de pensar, ni mi manera de decir las cosas. Entiendo que puedan rebatirse las opiniones que dejo aquí. Lo que nunca he llegado a comprender es el hecho de ampararse en el anonimato, para molestar y sostener posturas que uno no es capaz de mantener en público, (aunque en la Red siempre se deja un rastro). Eso sólo lo hacen los cobardes.

A mí, cuando no me gusta un sitio, simplemente dejo de visitarlo.

2.12.10

YO TAMBIÉN SOY DEFENSOR DEL PROFESOR

1.12.10

DELERIUM - TWILIGHT

30.11.10

VIOLENCIA CONTRA LOS DOCENTES



Al hilo de la puesta en marcha en Úbeda de un aula de integración, para alumnos con problemas de absentismo escolar, he vuelto a recordar el abandono que nuestra sociedad ha hecho de la cultura del esfuerzo, sustituyéndola por la picaresca de intentar vivir del cuento, lo mejor posible y sin dar un palo al agua, aunque sea a base de subsidios y de ayudas. Esa “cultura del conformismo y la vagancia” va calando en nuestra sociedad y en nuestros alumnos, muchas veces transmitida por los propios padres.

Hace un par se semanas un diario malagueño colocaba en su portada un preocupante titular que decía: “la violencia contra los docentes se ceba con profesoras jóvenes de Secundaria”. Lo curioso de este tema es que no solamente los alumnos ejercen la violencia contra los docentes, sino también sus padres, que siempre son un ejemplo para los hijos. Lejos de disminuir, la conflictividad en las aulas se está convirtiendo en crónica y muchos docentes, yo los he visto, acuden cada mañana a su trabajo angustiados “como si fuesen al campo de batalla”. Un estudio, realizado por sindicatos tan dispares ideológicamente como son ANPE y CC OO, afirma que “cuando los profesores empiezan a sufrir esta situación entran en una dinámica en la que sólo intentan pasar el día desapercibidos, para evitar más problemas”. Los datos del estudio dejaron al descubierto que existen constantes faltas de respeto en el aula, que hay problemas para dar clase, que proliferan los acosos, las amenazas, los insultos e incluso las agresiones físicas. Ahora que acabamos de conmemorar el Día Contra la Violencia de Género, me preocupa especialmente que tras todos esos comportamientos se esconda, además, un grave problema de sexismo porque el 68% de los usuarios del teléfono del Defensor del Profesor son mujeres, que llaman angustiadas ante la ineficacia de una Consejería de Educación que sólo entiende de palabras grandilocuentes y de propaganda ineficaz, pero que no adopta ninguna medida que sirva para salvaguardar aunque sólo sea la integridad física de profesores y profesoras. Todas las cifras del estudio demuestran un aumento de las agresiones por parte de los padres y, si los padres no tienen respeto por el trabajo de un docente, sus hijos van a aprender lo mismo.

Ante la ineficacia de los políticos sólo queda el confiar en la Justicia, cuyas últimas sentencias por la vía penal, han puesto a los agresores en su sitio. Aún así muchos pensamos que las medidas disuasorias deberían, también, tipificarse en una ley. Alguna Comunidad Autónoma ya la ha aprobado. La nuestra no.

Es triste que, en lugar de hablar de los instrumentos que ayuden a mejorar la calidad de la enseñanza, los docentes tratemos de cubrir nuestras espaldas de las agresiones de algunos padres y de algunos alumnos.

Termina el informe de los sindicatos recomendando que los futuros profesores “adquieran, en las facultades, herramientas para enfrentarse a estas situaciones y para gestionar el aula”. Me ha quedado la duda de si con eso de “herramientas” se hacía referencia a alguna clase de defensa personal.


16.11.10

LA OPINIÓN DE GABILONDO (EDUCACIÓN)

12.11.10

GINZ PROJECT - SECRET VOICES

3.11.10

CUADRITOS AMARILLOS


Me ha dicho la madre de un alumno que su hijo no tiene que hacer deberes en casa, por la tarde, y que tampoco tiene que estudiar. Dice que los niños lo que tienen que hacer es estar en la calle y jugar con otros niños, durante toda la tarde porque ella, además, no puede estar pendiente de él para asesorarlo o simplemente para conseguir que se siente, durante una hora, delante de un cuaderno o de un libro. A pesar de lo dicho, a ella no se le conoce trabajo fuera de la casa. Como me lo ha dicho en un tono agresivo y amenazador, yo sólo le he contestado: “muy bien, usted es la experta”. A base de recibir palos, he aprendido a no contradecir a este tipo de madres porque, además de perder el tiempo, uno se expone a un insulto, a una denuncia, a un empujón o a un guantazo. Además la Consejería de Educación no deja claro si los niños deben hacer deberes en casa. Hay un cierto vacío legal, que recomienda que no se manden deberes aunque, por otro lado, la Consejería vende a bajo precio, tres horas de conexión a Internet, en horario de tarde, para que los niños hagan las tareas del colegio con su ultraportátil. Yo, para cubrirme las espaldas, (que, en estos casos, casi es lo único que me interesa ya), le he dicho al nene que trabaje mucho en clase y que lo que le quede pendiente… que no importa, que él lo que tiene que hacer por las tardes es jugar en la calle y dejar “a su mama” enganchada a lo que sea, da igual que sea una novela televisiva o que se trate de otra cualquier cosa. Lo malo de todo es que mañana puede venir, volviéndome a amenazar, porque discrimino a su hijo, que no lleva deberes a casa, mientras sí que los llevan sus compañeros. Hoy por hoy, a los docentes nos pilla el toro de cualquier forma. Abandonados por los políticos que diseñan la leyes educativas y ultrajados por una parte de la sociedad, la única opción que nos queda es predicar en el desierto y recordar, no sin cierta nostalgia, lejanos tiempos en los que un padre te decía: “apriétele usted al zagal, que no quiero que pase las penalidades que yo estoy pasando”.

Aunque éste “de la madre pedagoga” puede ser un caso un poco extremo, lo cierto es que cada vez son más los padres que no quieren que a sus hijos “se les apriete”, se les exija y se les haga trabajar. Cada vez son más los que dicen que el niño lo que tiene que estudiarse son “los cuadritos amarillos del libro” porque el resto del texto son tonterías y que “los cuadritos amarillos” son lo verdaderamente importante, como si los libros de texto no fuesen ya lo suficientemente parcos y sus contenidos reiterativos y poco novedosos año tras año.

Asuntos como éste, que se vienen dando con más frecuencia de la deseada de unos años esta parte, me han hecho reflexionar sobre la sociedad que estamos formando, cuyos miembros tendrán que sacar a flote al país dentro de unos años y que quieren llegar, no sé dónde, pero siempre aplicando la ley del mínimo esfuerzo con la complicidad de bastantes padres y madres, unos padres y unas madres, muchos de los cuales malviven de la picaresca de la economía sumergida, de las ayudas y de los subsidios, acostumbrados a la cultura del “todo gratis” y que, extrañamente, valoran escasamente que sus hijos aspiren a algo mejor de lo que ellos tienen o que, en todo caso, quieren que alcancen mayores metas pero, eso sí, sin despeinarse mucho.

Estamos renunciando, a pasos de gigante, a la cultura del esfuerzo, al mérito, a ser competentes en algo, a entender que las cosas cuestan y a sacrificarnos para ocupar una posición mejor que la que han ocupado muchos de esos padres y de esas madres que, en el medio rural en el que trabajo, sobreviven a base del subsidio agrario, de jornales de aceituna y de las limosnas del PER. Para colmo, miramos la televisión y vemos el reflejo de esto que cuento en gentes a las que se las encumbra y se las admira y cuyo único mérito reside en haberse acostado con un torero o en haberse divorciado de un famoso tenista. Si miramos más arriba podemos ver a Leire Pajín, cuyo currículum laboral es bastante exiguo (por no decir nulo), como ministra del gobierno de España. Si estos son nuestros modelos, no vale la pena esforzarse y hasta puede que “la madre pedagoga” tuviese razón y fuese yo el equivocado.

26.10.10

EL DÍA EN QUE NOS ROBARON LA A-32


El día en que nos robaron la A-32 yo me encontraba en Málaga, donde me gusta leer la prensa local. Aquel día, de finales del mes de julio, se hacía eco de los recortes que el Ministerio de Fomento acababa de realizar en las obras públicas de nuestro país, empujado por la galopante crisis económica que Zapatero ignoró durante casi un año. El diario decía que el grupo de diputados socialistas por Málaga se había mantenido, durante toda la tarde anterior, en estrecho contacto con los asesores de Fomento para evitar, a cualquier precio, que la capital de la Costa del Sol y los pueblos de la provincia fuesen víctimas de los drásticos recortes. Los resultados fueron los deseados y el máximo responsable del socialismo malagueño aparecía satisfecho en la prensa, recordando al personal “el compromiso inequívoco de Zapatero para con la provincia de Málaga”. En esa provincia se están construyendo autovías, una autopista de peaje en “Las Pedrizas” y se realizan importantes obras en el puerto y en el metro de la capital. Es un dineral el que el Estado se está gastando en la provincia y no se había recortado un solo euro.

Unas líneas más abajo se detallaban las víctimas de los recortes. El parte de guerra era alentador para Andalucía: sólo una obra había sufrido los efectos de la crisis en toda la Comunidad Autónoma. Casualmente nos había tocado a nosotros, de nuevo, bailar con la más fea. Recuerdo que, indignado, di un puñetazo encima de la mesa y todos los que tomaban café en aquel bar se volvieron para mirarme. Una vez más éramos víctimas de la ineficacia y del escaso peso de nuestros políticos provinciales.

Pasada la indignación inicial me puse a hacer un análisis frío y sosegado de las causas por las que volvíamos a ser los parias de la política del PSOE. No tardé mucho en reconocer que la capital malagueña es una de las joyas de la corona a la que aspiran los socialistas desde hace muchos años, que bastantes pueblos de esta provincia, aunque el socialista Salvador Pendón dirija la Diputación, no están gobernados por el PSOE y que algunos de ellos han preferido coaligar hasta tres y cuatro formaciones políticas para que los pupilos de Zapatero no “toquen pelo”. Recordé que los malagueños votan, nunca mejor dicho, “al sol que más los calienta” y que se cambian de chaqueta las veces que sea necesario, siempre que ese cambio redunde en beneficio de su pueblo, porque aman a su tierra.

Aquí, en Jaén, entre unos y otros, nos han robado una autovía que debería llevar muchísimos años terminada, porque la gente tiene escaso espíritu crítico y vota “a piñón fijo” al partido de sus entretelas, aunque el paro sea galopante, aunque no tengamos ni trenes, ni infraestructuras en condiciones, ni políticos con un mínimo de decencia, ni futuro… Aquí no hay que trabajarse los votos, porque esos votos salen gratis.

Aquí, en Jaén, lo que hay que hacer es mandar a algún encantador de serpientes, a algún político sin escrúpulos, de esos que tienen que trabajarse el cargo a diario, para que nos cuente que todo es mentira y que las obras de la A-32 sólo se han ralentizado, a pesar de que haya tramos que no cuenten con un solo euro en los presupuestos del Estado. Aquí, para recuperar la credibilidad y los votos, sólo es necesario que venga ese “quitavergüenzas” del PSOE, en el que se ha convertido el diputado sabioteño Sebastián Quirós, a contarnos que, con un poco de calderilla, habrá tramos de la A-32 que “se mantendrán vivos”. Lo que Quirós no se atreverá a contarnos jamás es que también está vivo el paciente que se encuentra internado en una U.C.I.

26.7.10

LA CONSEJERÍA ABANDONA LAS TIC




En relación con la problemática del abandono de las TIC, por parte de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, recomiendo la lectura se la siguiente entrada del blog de Mar Serón, Coordinadora TIC del C.E.I.P. "Félix Plaza Ramos", de Alhaurín el Grande (Málaga). Se trata de una exhaustiva recopilación de datos sobre el moribundo proyecto de la incorparación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación a las aulas.

31.5.10

DICEN QUE LA DISTANCIA ES EL OLVIDO



Cuando el Presidente Obama telefoneó a Zapatero para informarlo de que España llevaba tiempo dando la nota en los mercados financieros internacionales y para comunicarle las medidas de reducción del gasto que debía adoptar, si no quería sacar a nuestro país del euro y hundirlo en el fango de la ruina económica, yo ya me temí lo peor.

Pensé en que seguramente se acordaría de los funcionarios, “que ganamos mucho y trabajamos poco”, pero eso no me importó demasiado porque los funcionarios llevamos varios lustros perdiendo poder adquisitivo de manera escandalosa y ya estamos acostumbrados a que la Hacienda Pública asalte nuestra cartera con el descaro de quien sabe que nuestra nómina es fija y además transparente, con lo que desvalijarla con cierta periodicidad se ha convertido ya en toda una rutina. No se me pasó por la cabeza que el socialismo gobernante se atreviese con la exigua cartilla de los pobres pensionistas, porque estoy convencido de que quienes han dado una parte de su vida en beneficio del país, lo mínimo que se merecen es vivir dignamente sus últimos días. Al escuchar la noticia de que también iba a atracarlos, no daba crédito y mi primer pensamiento fue para mi madre, para mi suegra y para esos miles de viudas que, con pensiones irrisorias, tendrán que afinar el lápiz, ahora mucho más que antes, para poder llegar a fin de mes sin bordear la indigencia.

Acostumbrado a pagar siempre religiosamente y a no recibir nunca nada, porque mi diáfana nómina queda indefectiblemente un poquito por encima de lo que se requiere para conseguir una beca para mis hijos, una ayuda o cualquier subvención, me vinieron a la mente, tras la llamada de Obama, todas esas carreteras que se construyen en nuestro entorno de las que, con un cinismo extremo, esa comunista reconvertida en Consejera que es Rosa Aguilar dijo que se ralentizarían pero que, en ningún caso se pararían. Cuando, un par de días más tarde, el ministro José Blanco la contradijo, añadiendo que incluso se rescindirían contratos de obras que ya estaban adjudicadas, me eché a temblar.

Uno vivía con la ilusión de ir pronto a Jaén, sin necesidad de destrozar su coche, circulando por la Autovía del Olivar y ahora ha visto cómo ese sueño se evapora. No es que yo tenga mucha fe en el trazado de esa vía, a tenor de la “autovía de la Señorita Pepis” que nos han construido entre Úbeda y Baeza, pero albergaba la esperanza de que, al menos, su firme fuese decente. Hace unos días, al comprobar que el Delegado de Obras Públicas se echaba a la carretera, para demandar financiación privada a fin de poder continuar con las obras esa autovía, constaté que una parte de los recortes vendrán por ahí, en lugar de procurar ahorrar el dinero suprimiendo “Visas Oro” y Ministerios inútiles.

Ahora es probable que nos quedemos, durante mucho tiempo, sin unas carreteras que deberían llevar años terminadas, porque en Jaén la Junta no tiene que invertir en votos y porque, como cuenta el famoso bolero “dicen que la distancia es el olvido” y la provincia de Jaén está muy lejos de la de capitalina Sevilla, donde sí hay que ganarse los votos uno a uno.

Nunca llegué a comprender bien al académico Pérez Reverte, cuando se refería a España como a “este país de mierda”, y ha tenido que llegar esta depresión económica para que vaya entendiendo por dónde iban los tiros.

28.5.10

HOY HA LLEGADO EL iPAD

Image Hosted by ImageShack.us


Acabo de volver a darme cuenta de lo viejo que me hago. He recordado que, allá por 1986, compré mi primer ordenador y repasando sus características técnicas no me ha quedado más remedio que reconocer que la vida pasa inexorablemente aunque, en esto de la informática, no cualquier tiempo pasado fue mejor. Hace ya de esto 24 años.

Mi AMSTRAD PC1512 tenía un monitor monocromo, con una rudimentaria resolución y ni siquiera poseía disco duro. Los ordenadores no lo tenían entonces. Había que ponerlo en marcha, desde la disquetera, con un enorme disquete, de cinco pulgadas y cuarto, que llevaba en su interior el célebre MS DOS de Microsoft y cuyos restos perduran todavía en mi flamante HP con Windows 7. Los discos de tres pulgadas y media llegaron como algo revolucionario y más tarde los CD-R y los DVD, (como dispositivos de almacenamiento externo), supusieron un importante salto. Estos últimos, a pesar de la reciente aparición del Blu Ray, siguen siendo elementos con plena vigencia. La conexión a Internet, (primero con RTB, luego con RDSI y en último lugar con su ADSL), vino a confirmar la existencia de un mundo virtual para el que no existen fronteras.

He recorrido todos los anteriores pasos, casi a una velocidad de vértigo, aunque hayan transcurrido 24 años y he podido comprobar que todas esas pequeñas revoluciones no son nada, comparadas con acontecimientos como el de hoy, día 28 de mayo y es que, precisamente hoy, acaba de ponerse a la venta el muy esperado iPAD de la marca de la manzana. Apple ha lanzado al mercado un “revolucionario” dispositivo que se comporta como un ordenador portátil, que tiene casi plena conectividad, pero que es mucho menos voluminoso. Mediante su pantalla táctil podemos navegar, enviar correo-e, ver fotografías, películas o leer un libro, simplemente moviendo un dedo. Con un elegante diseño, solamente pesa 680 gramos y tiene algo más de 13 mm de grosor.

El aparatito funciona tanto en vertical como en horizontal y posee multitud de aplicaciones que lo convierten en una herramienta dirigida tanto al ocio como al trabajo, aunque los elementos de ocio primen sobre los laborales. Enumerar todas sus posibilidades nos llevaría todo un día, pero destaca especialmente su conexión wifi, así como la posibilidad de engancharse a Internet, desde cualquier lugar, mediante contrato con una operadora de telefonía móvil.

A pesar de que el magnate de Apple, Steve Jobs, definía su precio como “rompedor”, éste me parece algo prohibitivo, aunque todas estas cosas terminan, con el tiempo, abaratándose: los modelos con wifi van desde 479 a 679 euros y los equipados con wifi y 3G oscilan entre los 579 y 779 euros. Un poco caro como para darse el capricho, por el momento. A pesar de ello hoy había colas para contar que “yo lo compré el mismo día en que salió a la venta” y se han agotado las existencias en casi todos los distribuidores.

Lo peor de este ingenio es que le vamos a regalar uno a cada uno de nuestros parlamentarios europeos. Serán 736 equipos que nos costarán 5 millones de euros y es que la crisis sólo existe para funcionarios y pensionistas, nunca para los jetas de los políticos.

12.5.10

MONTBLANC MEISTERSTÜCK 149: GRAN REGALO




En este “A Examen” traemos una estilográfica muy conocida y admirada por muchos aficionados, considerada como “La estilográfica” con mayúsculas, su nombre es Montblanc Meisterstück 149, aunque popularmente se la conoce como “la 149″. Ya casi hemos superado los 100 “A exámenes” y en varias ocasiones nos habéis preguntado por qué no estaba la 149, pues aquí está.

Esta estilográfica se remonta como modelo, a finales de los años 40 y nació con el objetivo claro de dar un paso adelante con su silueta de “torpedo” superando así las formas más cuadradas de su antecesora la 139, pasando a ser el nuevo “buque insignia” de la colección Meisterstück (Meisterstück viene a significar “obra maestra” en español).

No obstante su predecesora en este puesto, el modelo 139, es actualmente una de las estilográficas de la firma alemana más valoradas entre lo
s coleccionistas…

La 149 se ha producido más o menos continuamente desde entonces, y ha cambiado poco. El modelo 149 es el que más ha mantenido su identidad desde su nacimiento ya que la 146 ahora es conocida como “LeGrande” y el pequeño modelo 144 es llamado”Classique” (además modificando su sistema de carga pasando a ser de cartucho/convertidor).

El cuerpo del modelo 149 se comenzó a fabricar en celuloide de color negro pero se rindió ante el avance de las resinas, que se ha mantenido hasta nuestros días como material de fabricación. En sus comienzos, las 149 eran “termo-grabadas” en la parte final del cuerpo con el número “149″ pero esto se perdió posiblemente por la incorporación de los nuevos materiales.

Una estrella blanca corona el capuchón desde 1913, en los comienzos de la firma que hoy conocemos como Montblanc (Registrada como tal en 1910 y anteriormente denominada Simplo Filler Pen Co.) y que representa la cima nevada del pico Mont Blanc así como el compromiso de la marca con los fabricantes europeos de productos de primera calidad.

Su clásico clip roscado en la parte superior del capuchón está acabado en oro, un detalle curioso que nos hace ver hasta que punto este modelo es considerado un “icono” es que no existen variaciones de acabado, como si ocurre en el modelo 146 por ejemplo con versiones en platino y otras. La 149 siempre se identifica con el negro y oro.

Aunque para no faltar a la verdad existen estilográficas 149 realizadas en oro macizo y otra versión realizada en “tiras” con oro blanco, amarillo y rojo.

Otro detalle que a ninguno se nos escapa de la 149 son sus 3 anillos en la parte inferior del capuchón que tampoco han variado demasiado, es posible encontrarlas con las 2 bandas exteriores en plata y la central en oro así como con el grabado “Masterpiece” que da fe del gran interés en el mercado de exportación de la firma alemana en esos días. Algo que muchos usuarios se preguntan es porqué su 149 tiene escrito en el capuchón “MONTBLANC-MEISTERSTÜCK Nº 149- Pix®” (como el capuchón de la izquierda de la imagen) mientras otros tienen grabados “MONTBLANC-MEISTERSTÜCK Nº 149″.

La explicación es que Montblanc desde 1991 decidió poner más “problemas” a los falsificadores de sus modelos (está entre las firmas más falsificadas del mundo), para ello realizó el grabado de “Pix®” en su anillo, también comenzó con una numeración individual en el aro del clip. un detalle interesante para identificar cuando una Meisterstück es original es ponerla a contraluz por ejemplo con una linterna, en ese momento nuestra resina preciosa de color negro se tornará translúcida con un tono rojo rubí, esto unido a otras comprobaciones sobre todo en su plumín y en la numeración, suelen ofrecer garantías de que lo que se tiene entre manos es una Montblanc 149 original.

Una vez ya sin el capuchón, sólo podemos decir: ” impresionante”, hasta los mas detractores de la firma (que los hay) no pueden nada más que sucumbir ante esta imagen, poco hay que añadir.

Su sistema de carga desde que salió por primera vez de la fabrica alemana ha sido mediante émbolo integrado en el cuerpo, aunque la sección que permite acceder al mecanismo se han podido apreciar pequeñas diferencias a lo largo de los años.

Los primeros modelos hasta 1959 tienen un accionamiento telescópico que una vez girado el “culote”, podemos ver el metal de color blanco, en los años 60 hasta finales de los 70 en esta misma zona se puede apreciar un material plástico de color negro. desde entonces y hasta la actualidad está hecha de bronce como podemos apreciar en la imagen.

Aquí vemos la “ventana” que nos permite ver el nivel de tinta, los modelos más antiguos realizados en celuloide no suelen ser tan transparentes, apreciándose un tono ámbar.

Su plumín, realizado en oro macizo de 18 kt. Tricolor (Oro-Platino-Oro) y de unas dimensiones respetables, en él podemos leer, “4810″ haciendo referencia como es habitual en los modelos de la firma a la altura del Mont Blanc, en los años 60 también se realizaron de dos tonalidades (Oro-Platino).

Sus puntos están disponibles en todas las versiones imaginables, pasando desde el OF (oblicuo fino) hasta el OBBB (Oblicuo Extra Extra Extra Grueso).

Su alimentador es una de las partes en las que más podemos apreciar la evolución del modelo a lo largo de los años…

En esta imágen realizada por Lex Villines, se aprecia la diferencia entre los modelos de los primeros años hasta los años 70…

Y en esta imágen tenemos el alimentador que la firma alemana monta es sus 149 en la actualidad.

Este modelo, “la 149″, es todo un referente cuando hablamos de estilográficas, su uso por parte de personalidades de la vida pública a lo largo de su dilatada existencia, como políticos, artistas y muchas veces en momentos decisivos para el desarrollo de la humanidad, hace que no sólo sea una super-estilográfica, sino un entrañable y bello objeto íntimamente vinculado a la historia moderna del hombre.

Fuente: estilograficas.net

29.4.10

UNA ROMERÍA SIN COMPLEJOS





Tengo muy claro que la nuestra es una de las romerías más importantes de Andalucía. Para poder afirmar esto lo único que uno necesita es creérselo y yo me lo creo. Me lo creo firmemente porque estoy convencido de que para que una romería sea grande lo único que hace falta es una bonita advocación mariana (la de Guadalupe lo es) y gente muy devota de la misma. Eso lo tenemos en Úbeda y lo demás es accesorio, son postizos que pueden convertir, si no prima la mesura, una romería en una feria. Aquí no necesitamos rejas que saltar, ríos que atravesar, ni polvos por el camino, sólo una desmedida devoción por nuestra Virgen y de ésa sí que nos sobra. No la exteriorizamos porque una característica de los ubetenses, una característica que a veces se convierte en un problema, es que no sabemos vendernos, no sabemos vender nuestro producto, porque nuestro carácter está en el límite de lo andaluz y, tal vez por un mal entendido sentido del ridículo, preferimos interiorizarlo todo, vivirlo en lo oculto, en nuestra intimidad y hasta nos cuesta trabajo responder con naturalidad y pasión a los vivas a la Virgen.

Nuestra romería es íntima, sencilla y doméstica. En ella nadie sobra ni falta, porque asistimos quienes queremos y quien asiste una vez siempre vuelve. A mí me gusta ser respetuoso con quienes prefieren echar un día de campo, en la Cañada Real del Paso o en la Sierra de Cazorla, entre otras cosas porque no aportan nada a nuestra romería, a la que hay que ir con la única intención de pasar un día festivo, teniendo como centro de todo a la Reina del Gavellar.

Estoy harto de escuchar los discursos, derrotistas y lastimeros, de quienes se quejan del lugar donde se celebra o del número de personas que asiste. Incluso hay quien dice que, para una romería, un día es muy poco y sin embargo ponen el grito en el cielo cuando, como este año, queremos honrar a nuestra Madre durante todo un fin de semana, en Santa Eulalia. No sé si es que hay que protestar por todo o que somos muy acomodaticios.

A mí no me llegó la devoción por nuestra Chiquitilla por transmisión familiar y en ocasiones pienso que eso tiene sus ventajas. Parece que la familia, además de contagiar un inmenso amor por nuestra Madre de Guadalupe, incluye en el pack un cierto complejo de inferioridad con respecto a sus celebraciones. Yo jamás he tenido ningún tipo de complejo con respecto a nuestra romería y estoy convencido de que es una romería grande, evidentemente, para mí la más grande. Por eso este fin de semana pienso estar de fiesta, celebrando que nuestra patrona se viene ya a Úbeda para cubrirla de sosiego durante unos meses y alegrándome de que, paseando por la noche de la Úbeda renacentista, podré deslizarme hasta la iglesia de San Pablo para compartir con Ella muchos ratos de charla, de reflexión y de paz interior.

Ahora mismo, aquí, encima de mi mesa, ya tengo preparadas mi medalla y mi cámara fotográfica y estoy ansioso por cogerlas. No necesito más equipaje. Debo ir ligero porque la Virgen ya vuelve y tengo que traerla sobre mi hombro. Muchos otros devotos vendrán conmigo a compartir una romería grande y sin complejos. ¡Vámonos por la Virgen cantándole, bailando y sacando pecho! El mundo nunca ha sido de los tristes, de los pusilánimes, ni de quienes se quedan a mitad del camino.

4.3.10

LOS COCHES LOCOS



Hace unos días salía a los medios el concejal Clemente para mostrar su impotencia ante los accidentes automovilísticos que se producen en nuestra ciudad, sobre todo en las noches de los fines de semana. El hombre no podía hacer otra cosa más que resignarse y prometer que se intentaría atajar el tema, dejando claro que no puede haber un policía en cada calle de Úbeda y a cada hora de la madrugada. En eso tenía razón. Esa misma sensación de impotencia es la que nos invade a los ciudadanos que no utilizamos el coche para estampar nuestros sesos contra la pared de enfrente.

El tema ya se había planteado en un foro de Internet, donde me resultó curioso que casi nadie se interesara por la salud de los últimos que se estamparon contra los soportales de la Corredera. De todos era conocido que el coche había quedado hecho una breva y que los bomberos tuvieron que intervenir para excarcelar a sus ocupantes, sin embargo todo el mundo cargó las tintas sobre ellos, uno de los cuales se encontraba muy grave. Reflexionando pude descubrir el hartazgo de la gente a causa de este tipo de delitos, creo que deben calificarse así, porque pueden arruinarle la vida a un ciudadano civilizado, que tenga la mala suerte de estar a la hora indebida, en el sitio inadecuado.

Conozco bien a estos inconscientes, porque los he sufrido en mis carnes. Se trata de niñatos que padecen la fiebre del sábado noche; también la del viernes. Pertenecen a todas las clases sociales y seguro que se sorprenderán si les digo que algunos tienen cierta formación académica. Sólo académica. Por regla general son “macarrillas” que han firmado ochenta o cien letras para pagar un coche que no tardará más de un año en entrar en el taller de chapa y pintura. No suelen ser coches de gran tamaño pero sí de enorme cilindrada. Mientras más ruido hagan… mejor y si les pueden añadir el “chin, chin, pum” de un equipo de música, “a toa pastilla” y casi tan caro como el coche, mejor todavía. El viernes por la noche se calzan el vaquero, se colocan la ajustada camiseta negra, que marque pectorales, se sueltan la melena al viento, se ponen hasta el culo de cubatas y de lo que haga falta y… ¡a volar!

Hasta hace poco volaban por el polígono industrial, pero ya no tienen reparo en hacerlo por el centro de la ciudad, arrastrando a su paso farolas, bancos, señales de tráfico… para terminar reventando el coche contra algún edificio. Si les da tiempo a reaccionar salen huyendo y quitan de en medio el vehículo. A muchos ya no les hace falta ampararse en la noche. También te los encuentras por las carreteras, en pleno día. He tenido varios incidentes con estos suicidas de los que, afortunadamente, he salido ileso gracias a una combinación entre suerte y reflejos.

Son bastantes los lunes en los que, con más frecuencia de la deseada, desayunamos con la noticia de que uno de estos suicidas de los coches locos ha borrado del mapa a una familia entera, que no había cometido otro error que el de pasar por allí.

Cuando pienso en esos inocentes comprendo perfectamente la actitud de muchas personas, que más que pensar en el estado de salud de los kamikaces, de lo único que se alegran es de haber tenido la suerte de no encontrarse en el lugar inconveniente a la hora fatídica.

25.1.10

POLÍTICOS QUE SE DIVORCIAN


Cada vez estoy más convencido de que la política es una estafa y creo que es imprescindible un cambio urgente en la legislación, que vaya acotando las maniobras fraudulentas de los políticos, de cara a conservar su sillón, unas maniobras que siempre realizan a espaldas de los electores.

Hay dos cosas que me parecen fundamentales para que sean los más honrados y capaces quienes nos gobiernen. Una de ellas es la definitiva aprobación de las listas abiertas, para que sea el votante (y no el partido) quien coloque en un puesto al que considere más válido. La otra medida pasaría por que los puestos que se alcanzan por sufragio universal fuesen propiedad, durante todo el mandato, del partido que presenta a los candidatos y no de un individuo que se mueve por no sé que extravagantes intereses.

Hoy he querido reflexionar sobre este tema a las vista de los acontecimientos que, desde hace tiempo, vive nuestro ayuntamiento. Resulta que los dos concejales de Izquierda Unida no están en sintonía con su comité local, desde donde se los acusa de quedarse con un dinero que no les pertenece, de ir por libre a la hora de votar en los plenos, de realizar propuestas sin consultar con el comité, de no aparecer por la sede, de no ser bastante leninistas, marxistas y estalinistas, en suma, de ser unos renegados. Un tal Luis Fernández, que dice ser el jefe, aparece por los medios, con cierta frecuencia, para “poner a caldo” a Juan Jurado y a su colega que creo que se apellida Latorre. El tema ha llegado a los tribunales.

Pero no sólo se divorcian de su partido los políticos de la izquierda. En la derecha ubetense ni siquiera la ruptura ha sido de mutuo acuerdo con lo que, en vez de un “divorcio express”, estamos asistiendo a una pendencia, turbulenta y truculenta, que dejará al Partido Popular “echo unos zorros”, con vistas a las elecciones del año próximo, porque ya casi no le queda margen para el reajuste.

La última de los concejales de Pizarro ha sido no asistir a la reunión convocada en Úbeda para recibir a Javier Arenas. Afirman no haberse enterado de la cita, cuando ésta era “vox populi”. El partido dice haberlos citado vía SMS y la concejala Leiva llegó a ofrecer su móvil a los periodistas para que comprobasen la inexistencia del mensaje. Curioso que Leiva no sepa que un SMS se pude eliminar como van a eliminarla a ella de la vida política en poco más de un año… Sin dejar rastro.

La situación es ya esperpéntica con la duplicidad en las ruedas de prensa: el grupo municipal las ofrece por su lado y el partido por el suyo. Al compararlas, queda patente que cada uno de ellos va por libre. Para colmo una descerebrada cohabitación hace que Francisco Jurado tenga que comulgar con ruedas de molino, en un complejo equilibrio entre su fidelidad al partido y su pertenencia al grupo de concejales. Para los ciudadanos de a pie, hay cosas que son muy difíciles de digerir.

Ante tan grotesca situación, muchos nos preguntamos a quién representan los concejales que se han divorciado de su partido político. Evidentemente a ese partido no, pero es que ni siquiera representan a quienes los votaron, (muchos de los cuales apoyaron a unas siglas), y mucho menos a los ubetenses en general. ¿Qué programa político defienden? El del partido que los colocó, no. Tal vez el suyo personal. Lo que resulta evidente es que tan sólo se representan a sí mismos y eso no tiene nada que ver con la democracia.

Ya sé que resulta políticamente incorrecto el no votar, pero es que esta gente no nos está dejando otra salida.

 
Free counter and web stats